Consideraciones arqueoastronómicas de la Cueva Santa

La Cueva Santa se encuentra situada sobre uno de los barrancos de la margen izquierda del río Cabriel, del término municipal de Mira. La cueva fue originariamente lugar de enterramiento, convirtiéndose posteriormente en santuario, semejante a otras documentadas en el mundo ibérico, quedando vinculado a los ritos de paso de clases de edad de las poblaciones próximas.

Contexto arqueoastronómico
La arqueoastronomía es un campo de investigación multidisciplinar. Su objetivo es el conocimiento del desarrollo de la astronomía en las sociedades prehistóricas y de la antigüedad dentro de su contexto cultural. Los objetos de estudio son muy diversos, desde documentos escritos o artístico-simbólicos (como, por ejemplo, inscripciones, pinturas o grabados rupestres) a orientaciones de estructuras arquitectónicas, como templos, tumbas monumentales o cuevas.

No todos los yacimientos son, en principio, objetivos potenciales de este tipo de estudios. En el caso de un monumento religioso, como por ejemplo un santuario, un templo o incluso una necrópolis, podrían tener importancia estos motivos astrales, en una razón directa al grado de importancia que tuviesen los aspectos celestes en el culto.

En este contexto, hay un fenómeno interesante en la Cueva Santa de Mira durante en el solsticio de verano, es decir, cuando el Sol alcanza su posición más alta en el cielo. Sólo un par de días antes y después del 21 de junio, hay que esperar a que el sol esté a punto de ponerse. Entonces, los rayos del Sol se colarán por la entrada de la cueva y avanzarán lentamente hasta el fondo.

 El fondo de la cueva iluminada. Fotografía de Nacho Latorre Zacarés.

Este fenómeno con gran carga metafórica y belleza, quizás no fue en el pasado como lo observamos en la actualidad, pero lo que es cierto es que la cueva muestra una orientación solsticial que pudo tener relación con algún culto: el paso de las tinieblas a la luz del verano, para manejar calendarios o organizar el momento de las cosechas. Esto estaría reforzado no solamente por su orientación, sino también por haber sido lugar de enterramiento y santuario, por su dificultad de acceso y su relación próxima con el agua: el cauce del río Cabriel y el antiguo manantial de aguas termales de La Fuencaliente, ambos actualmente anegados por el pantano de Contreras.

 Luz entrando por la entrada de la cueva. Fotografía de Nacho Latorre Zacarés.

Dicho esto, se ha de poner en manifiesto que no se han hecho hasta la fecha ningún estudio arqueoastronómico con cálculos precisos de orientación, dejando todavía este fenómeno abierto a estudiar y profundizar. Mientras tanto, cualquier persona podrá disfrutar del lugar más enigmático y mágico de Mira.


BIBLIOGRAFÍA:
- Consideraciones arqueoastronómicas sobre el santuario ibérico de la Serreta. Cesar Esteban, Emilio Cortell Pérez.
- La Cueva Santa del Cabriel (Mira, Cuenca): Lugar de culto antiguo y ermita cristiana. Alberto J. Lorrio, Teresa Moneo, Fernando Moya, Sara Pernas, Mª Dolores Sánchez de Prado.
- Fotografías de Nacho Latorre Zacarés.

0 comentarios:

Publicar un comentario