La Casa Mira de Novelda

La Casa Mira es un espléndido edificio modernista construido en la primera década del siglo XX por Francisco Mira Abad, destacado cosechero y exportador de vino y aceite de Novelda. Un buen ejemplo del modernismo que se desarrolló en la Comunidad Valenciana en el siglo pasado.

La casa está ubicada en la Plaza de San Vicente y consta de planta baja y dos pisos, estando los dos niveles superiores de la fachada realizados de ladrillo cerámico caravista de color rojo, enmarcándose lateralmente por pilastras, separadas por molduras lineales que recorren toda la fachada. Los vanos de las ventanas se presentan con molduras con decoración arquitectónica, y balcones cerrados con antepechos de rejería de hierro de líneas curvas con motivos florales. Siendo de destacar la rejería de las ventanas de la planta baja, en la que prima más el sentido ornamental que el funcional, al estar decoradas con la típica línea ondulada de látigo, propio del “Art Nouveau”.El edificio se remata con un alero corrido decorado con azulejos de motivo floral, apoyados entre ménsulas de madera.

Fachada de la Casa Mira

En el interior, la casa cuenta con dos partes totalmente diferenciadas: la del servicio, más sobria y humilde, y la de los propietarios, más amplia y espaciosa, en la que rezuman los detalles florales, la policromía en las paredes, muebles originales y cortinas de época espectaculares.

Fotografía de Ramiro Verdú

La puerta que da acceso a las estancias más importantes de la casa es de hierro artísticamente forjado con pétalos y policromado, sobre carpintería de madera, diseñado por Anastasio Martínez. A los lados, una pequeña sala y el despacho, con un espectacular mobiliario. Al fondo, en la galería, el resto de espacios de la planta baja: el comedor, la salita de estar y el patio descubierto.


Fotografías de Ramiro Verdú

La escalera helicoidal está perfectamente lograda, con madera de caoba por el pasamanos, mármol blanco de Carrara, madera de nogal para el zócalo, con distintas piezas florales y naturalistas hasta el segundo piso, con hierro fundido y policromado en tonos verdes en la balaustrada. De este modo, se accede a la parte más íntima y residencial de la Casa Mira: dormitorios, gran salón y los complementos: oratorio y sacristía.

En la actualidad sigue siendo de propiedad privada y no es posible su visita.


BIBLIOGRAFÍA:
- http://juanjopaya.es
- Itinerario urbano por la Novelda modernista. Concepción Navarro Poveda, Daniel Andrés Díaz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada